El presidente comunal de Susana (a 11 km. de Rafaela), Alejandro Ambort, hizo una presentación ante la Justicia para que un fiscal determine si se cometió algún delito en la creación de un audio de Whatsapp que causó pánico en esa ciudad.

¿Qué decía el audio? Que un médico rafaelino se había dirigido a esa localidad para hacer la cuarentena obligatoria y que se había puesto en contacto con personas del pueblo. 

"Debido a la circulación masiva en la localidad de un audio que manifiesta cosas no reales, en relación a un paciente positivo de Covid-19, y con el fin de evitar que el pánico y temor se apoderen de la comunidad, el Presidente Comunal Alejandro Ambort radicó la denuncia correspondiente para que se investigue la posible comisión de un delito ante la irresponsabilidad manifiesta de generar y viralizar información falsa", dice el comunicado emitido desde la Comuna.

"Cualquier información que deba ser manifestada a la comunidad, se hará mediante este medio en el momento que corresponda. Hasta que eso no ocurra, cualquiera otra situación no debe tomarse como oficial", completó.

No es la primera vez que sucede algo así: el intendente de Rafaela, Luis Castellano, también hizo lo mismo, en los primeros días de la cuarentena.