Fue asesinada luego de declarar en juicios contra la dictadura militar. Aún no se esclareció los autores intelectuales del hecho.


Este domingo se cumplen 10 años del asesinato de Silvia Suppo, en la ciudad de Rafaela. La testigo en causas de lesa humanidad había recibido 9 puñaladas mientras se encontraba en su local comercial.

Desde un primer momento la familia denunció irregularidades en la investigación, acusando a la policía local del encubrimiento del hecho. Relacionan su asesinato con la condición de declarante, ya que debía prestar declaración nuevamente en los juicios contra la dictadura. Si bien el poder judicial reconoció las irregularidades en la investigación, nunca avanzó la causa contra los policías responsables. Por otro lado, dos jóvenes lavacoches fueron condenados a reclusión perpetua como autores materiales en el año 2015. La investigación contra los autores intelectuales sigue abierta, pero no presenta avances en los últimos años.

Silvia Suppo

Silvia Suppo fue clave en la condena a represores de la provincia de Santa Fe. Cinco meses antes de su asesinato, había declarado en la Causa Brusa, que logró el esclarecimiento de los delitos de lesa humanidad ocurridos en la capital de nuestra provincia. Para el año 2010 debía declarar en otra causa, que investigaba los hechos vividos por los militantes sociales en Rafaela, que tenía eje en la desaparición de Reinaldo Hattemer, quien era su pareja para 1977.

Con motivo de los 10 años del hecho y la condición de aislamiento social que se cumple en el país, desde el espacio Verdad y Justicia por Silvia Suppo realizaron una jornada de visibilización a través de las redes sociales. Referentes judiciales, políticos y sociales replicaron el reclamo para que se investigue profundamente a los autores intelectuales de su asesinato.

Nora Cortiñas, referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, en diálogo con Periódico Pausa sostuvo: “Queremos saber la verdad, queremos que se castigue a los culpables. Los mismos servicios, el mismo aparato la venía persiguiendo. Y algo pasó ahí que no encuentran a los responsables. Pero no hay que bajar los brazos. Hay que seguir exigiendo verdad y justicia por Silvia Suppo. No hay que parar hasta encontrar a los verdaderos responsables. La familia no está sola, todo el pueblo quiere que termine la impunidad para estos graves delitos que pasaron en la Argentina.” Carlos del Frade, legislador provincial por el Frente Social y Popular, también acompañó el pedido de justicia, denunciando las complicidades de la Policía de Santa Fe con los represores de la provincia.

Celeste Lepratti, hermana de Claudio “Pocho” Lepratti sumó su reclamo y acompañamiento a los hijos de Silvia, cómo también lo hizo la referente en causa de derechos humanos, Myriam Bregman.

Silvia Suppo

Del mismo modo se sumaron voces de familiares y amigos que buscan sostener la memoria activa, en honor a la militante asesinada.




Comentarios