El joven delantero tenía que viajar a Europa al mediodía. Pero no se subió al avión.


La novela del pase de Matías Godoy parecía estar terminada. Pero… parece que hay un capítulo más. Cuando todo hacía suponer que su pase al Dínamo de Zagreb estaba cerrado, se abrió un signo de interrogación.

El delantero de Atlético de Rafaela tenía que subirse al avión para partir a Croacia en el mediodía de este jueves. Pero no fue así. En principio, surgieron algunas complicaciones en materia económica. Y el préstamo del jugador (hasta fin de año, por 300.000 euros, con una opción a compra de 1.500.000 euros) entró en un impasse. 

Y como si esto fuera poco, volvió a aparecer en escena el Inter de Miami, que era el primer interesado por el jugador, pero el ceresino había dicho que no para cumplir con sus deseos de jugar en Europa.

¿Volverá a aparecer los clubes de primera como Boca, San Lorenzo e Independiente?




Comentarios