A minutos de que se inicie el anunciado paro de 48 horas, la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA) decidió que no se concretaría la medida de fuerza.

El comunicado donde ATILRA anuncia la no aplicación de la medida de fuerza (web)

De acuerdo a un comunicado emitido por el gremio, el Centro de Industria Lechera (CIL) ofreció16 por ciento para este mes de diciembre, con carácter no remunerativo, aunque si se tendrá en cuenta para calcular el aguinaldo. Este dinero será pasado al básico en enero. Para ese mismo mes, habrá otro aumento de 16,5%, como remunerativo.

Asimismo, se decidió abonar un bono extraordinario de 18.000 pesos, pagaderos en cuatro meses: enero y febrero -$5.000 cada uno de ellos- y marzo y abril -$4.000-.

Ahora, formalmente deberá ser avalado en las asambleas de los trabajadores, pero si el paro fue suspendido, difícilmente se vuelva a poner en marcha la medida de fuerza.

Al momento de rubricarse el acuerdo, ya estaban instalados en las afueras de las fábricas gazebos para proteger a los afiliados del gremio, que iban a bloquear el ingreso de leche a las industrias por los próximos 4 días, dado que el fin de semana iba a trabajar a reglamento.