Este martes 2 de noviembre a las 17.30 horas en el cementerio local (ingreso por calle 25 de Mayo) realizarán la misa por todos los difuntos, en el sector de los nichos del COM.

Todos los años se lleva a cabo tan emotiva ceremonia católica, con las concurrencia de muchas familias, que rezan oraciones especiales por sus seres queridos.

Además, habrá misas en la Parroquia Cristo Rey (San Martín al 1200) a las 19 hs, en la Capilla Santa María Reina (Chubut y Neuquén) a las 20.30 hs., Parroquia María Auxiliadora (Murature al 500) a las 18.30 hs. y en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús (Saavedra 607) a las 17 hs.

Un poco de historia

La tradición de rezar por los muertos se remonta a los primeros tiempos del cristianismo, en donde ya se honraba su recuerdo y se ofrecían oraciones y sacrificios por ellos.

Cuando una persona muere ya no es capaz de hacer nada para ganar el cielo; sin embargo, los vivos sí podemos ofrecer nuestras obras para que el difunto alcance la salvación.

Con las buenas obras y la oración se puede ayudar a los seres queridos a conseguir el perdón y la purificación de sus pecados para poder participar de la gloria de Dios.

A estas oraciones se les llama sufragios. El mejor sufragio es ofrecer la Santa Misa por los difuntos.

Debido a las numerosas actividades de la vida diaria, las personas muchas veces no tienen tiempo ni de atender a los que viven con ellos, y es muy fácil que se olviden de lo provechoso que puede ser la oración por los fieles difuntos. Debido a esto, la Iglesia ha querido instituir un día, el 2 de noviembre, que se dedique especialmente a la oración por aquellas almas que han dejado la tierra y aún no llegan al cielo.