A partir de la denuncia de vecinos de calle Irigoyen al 600 y las gestiones realizadas desde la Dirección de Protección Ciudadana y Medioambiente, conjuntamente con distintas áreas del Municipio, lograron que la Justicia autorizara y ordenara proceder a limpiar un terreno baldío.

El mismo permanecía con una importante acumulación de basura y malezas provocando la proliferación de insectos y roedores”, informaron desde la Comuna.

Indicaron, “se logró que se permitiera el ingreso al predio para proceder a su limpieza, cargando todos los gastos ocasionados para la misma, así como publicación de edictos, daños y perjuicios, y la multa respectiva a cuenta de la partida del inmueble”.

Agregaron, “Fue necesario romper un candado para abrir el portón frontal del terreno, a fines de cumplir las diligencias solicitada por la Justicia”.

La Justicia mandó a limpiar un terrenoVía Punta Alta