Los concejales Daniel Medina, Liliana García y Hugo Schamber informaron que fue aprobada la declaración de Emergencia por falta de Agua en el distrito pero que el Oficialismo, que responde al Intendente Uset y controla el Concejo Deliberante mediante su mayoría absoluta, no permitió incluir en la redacción final de la ordenanza la posibilidad de que se dispongan reclamos desde el Municipio contra el sistema de facturación de ABSA impuesto por valor fiscal del domicilio de los usuarios que era uno de los puntos principales de la iniciativa de Bien Común.

“Desde Bien Común agradecemos a los bloques de Todos y el GEN por el apoyo a nuestra propuesta original. Pero una vez más se impuso la mayoría que responde al Intendente bloqueando el trabajo de la oposición. Las mayorías absolutas provocan estas cosas lamentablemente”, afirmaron los concejales del Vecinalismo.

La propuesta, entre otros puntos, proponía al Jefe Comunal que el Municipio realizara un relevamiento técnico de los barrios sin servicio o con Prestación parcial y con esos datos plantear a la Provincia de Buenos Aires que se exima del cobro del agua a quienes no la reciban.

Los ediles afirmaron que pese a estar en minoría continuarán insistiendo al Oficialismo en que comprendan la necesidad del diálogo en la defensa del interés de los usuarios y en reclamar el fin del cobro del Agua por valor fiscal y no por consumo real que se impuso en el año 2016.