Luego de la primera jornada de paro de trabajadores municipales, el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, dictó la conciliación obligatoria por el término de 15 días, por lo que los empleados volverán a las actividades habituales.

En conflicto por el pago de bonificaciones expresadas en el Convenio Colectivo de Trabajo, involucra a la comuna y a los dos gremios con afiliados dentro de la planta municipal: el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) y ATE.

"Dar por iniciado un período de conciliación obligatoria por el plazo de QUINCE (15) días, de acuerdo con lo establecido en dicha normativa retrotrayendo la situación a la existente con anterioridad al inicio del presente conflicto", dice la resolución del organismo provincial.

En el mismo documento se pide a las entidades gremiales que garanticen a través de los trabajadores el normal cumplimiento de las actividades y no tomar medidas de fuerza por 15 días hábiles a partir de las 18 horas del lunes 26 de octubre.

Además solicita al Municipio que no tome represalias de ningún tipo con el personal representado por las organizaciones sindicales ni con ninguna otra persona y retrotraer toda medida adoptada para con sus trabajadores dependientes.

El Departamento Ejecutivo ya había informado que descontaría los días no trabajados.