Las tareas las realizaron el Municipio y autoridades de Región Sanitaria luego que se detectara en caso positivo de COVID-19 en uno de ellos.


Tras registrarse el primer caso positivo de COVID-19 en un geriátrico de Punta Alta desde el Municipio junto a autoridades de Región Sanitaria, realizaron controles en los mismos.

En la residencia en la que se confirmó el caso se procedió a inspeccionar el estado de salud de los adultos mayores, el personal y el cumplimiento de las recomendaciones para prevención de coronavirus.

Controles en geríatricos de Punta Alta

Se resolvió el “aislamiento burbuja”, que consiste en restringir al 100% ingresos y egresos del lugar durante 14 días. De esta manera se evita la evacuación dl lugar o el traslado de los residentes.

El escenario actual en el geriátrico de Avellaneda al 600 es de 1 caso positivo y 3 pendientes de resultado. Los pacientes se encuentran en aislamiento hospitalario.

Otra residencia involucrada es la de Saavedra al 300, allí se hizo el mismo procedimiento, atendiendo que comparten personal de salud y directivo.

Controles en geríatricos de Punta Alta

Otros puntos inspeccionados fueron las instalaciones, capacidad de alojamiento, medidas de seguridad e higiene, cumplimiento de normas de manipulación de alimentos. En ninguno de los establecimientos se registraron fallas o anomalías en el cumplimiento de las normas vigentes en el marco de la pandemia. 

Las inspecciones a estos dos lugares estuvieron a cargo de la Lic. Isabel Martínez, coordinadora del Área de Atención Primaria, de la Secretaría de Salud del Municipio, y especializada en Fiscalización Sanitaria; y de la Lic. Ana Brandán, inspectora de Fiscalización Sanitaria de Región Sanitaria I, dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.




Comentarios