Esta serie de allanamientos fueron ordenados por el Juzgado Federal 2 de Corrientes, dentro de la causa del pasado 2020 por contrabando de soja, en el cual estarían involucrados efectivos de la Policía de Misiones, la Policía Federal, un gendarme y varios civiles.

Estos operativos se realizaron en el día de ayer en las zonas de Apóstoles y alrededores y, en localidades de Corrientes que limitan con Misiones.

El delito que se está investigando es por infracción a la ley 22415 o Código Aduanero. “Se investiga el contrabando de soja y tratando de dilucidar cuál es la participación de cada una de estas personas involucradas, pero siempre bajo la maniobra de contrabando y evasión, en principio con soja”.

Los allanamientos realizados por Unidad Especial de Procedimientos Judiciales de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) derivaron en la detención de dos efectivos de la Policía de Misiones: un oficial subyugante de 24 años que prestaba servicios en el Comando Radioeléctrico de Apóstoles y un cabo con funciones en la Comisaría 2da de la misma localidad.

“En el marco de esa redada judicial, allanamientos, operativos y demás, fueron detenidos miembros de otras fuerzas, como un policía federal, uno de Corrientes, un gendarme, y tres civiles. Ese es el saldo de los allanamientos que se hicieron ayer. Producto de esos allanamientos fueron secuestrados equipos informáticos, celulares y distintos elementos que el Juzgado puede considerar de interés y que van a ser peritados”.

Además de estas detenciones, también se encuentran detenidos tres civiles y otros uniformados miembros de distintas fuerzas, los cuales se hallan incomunicados a la espera de ser trasladados hacia la Provincia de Corrientes para comparecer a audiencia indagatoria ante las autoridades intervinientes.

Según se cree, se trataría de una presunta organización que cobraba “coimas” a los camiones que transportaban granos de soja sin carta de porte de AFIP-Aduanera para que abran caminos en zona fronteriza y lleguen hacia los pasos clandestinos de Misiones hacia Brasil.

Estos camiones, en principio, no tienen documentaciones o son documentos falsificados, con la intención de ingresar clandestinamente a Misiones y finalmente llegar a la frontera con Brasil.