La Justicia de Misiones condenó ayer a un hombre de 37 años quién se declaró culpable del delito de abuso sexual sin acceso carnal pero calificado por la convivencia preexistente a cinco años de prisión de cumplimiento efectivo. Las víctimas fueron dos hijastros, un niño de 2 y una menor de 4 años.

Ayer en juicio abreviado ofrecido por el fiscal Martín Rau del Tribunal Penal 2 de Posadas, aceptó una condena de cinco años de prisión de cumplimiento efectivo. Según relatan las víctimas el hombre los obligaba a consumir vino por las noches y que luego los llevara a su cama para concretar los abusos.

Los niños fueron rescatados por una funcionaria de Acción Social de San Ignacio, quien en febrero de 2016 recurrió a la Justicia para que las víctimas fueran puestas bajo custodia de otra familia.

Ayer el hombre de 37 años admitió su culpa y rubricó una condena a cinco años de prisión de cumplimiento efectivo como autor del delito de “abuso sexual sin acceso carnal calificado por la relación de preexistencia”.