En el marco de operativos realizados entre la noche de ayer y la madrugada de este domingo, la Policía de Misiones en conjunto con agentes municipales, clausuraron tres bares donde se constató la presencia de hasta 150 personas.

Además, conforme a los decretos y ordenanzas vigentes para evitar la propagación del COVID-19, se labraron actas en otros locales por no respetar el distanciamiento ni los protocolos de bioseguridad y sus propietarios fueron advertidos, ya que superaban la capacidad máxima permitida de las instalaciones.

En Puerto Iguazú se clausuró un boliche, debido a que se constató una importante aglomeración de personas que no respetaban las medidas sanitarias ni la distancia entre individuos.

Todos estos operativos fueron supervisados por Jefes de las Unidades Regionales y de cada unidad operativa.