Desde la entidad afirmaron que el problema se debería a una baja tensión dentro de la planta.


Vecinos de la ciudad de Iguazú protestan ante las puertas del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) por falta de agua potable. Reportaron que el corte en el servicio sigue desde hace cinco días. Desde la entidad aseguraron que habrían puesto en funcionamiento equipos de refuerzo, la situación se regularizaría durante la tarde de este miércoles.

De acuerdo con el comunicado emitido por el IMAS, los problemas se deben a la baja tensión registrada en la planta. Esto habría motivado que uno de los protectores hayan dejado de funcionar y la producción de agua se redujo en un 30%. Ante esta situación la secretaria de Gobierno municipal, Marcela González realizó una publicación desde sus redes sociales en la que desligaba del problema a la Comuna y acusaba al responsable local, Roberto Pereyra. Le pidió que “dé un paso al costado si el cargo le queda grande“. 

Luego de que una parte de la población de Puerto Iguazú pasará Año Nuevo sin agua potable, varios vecinos de los barrios cercanos salieron hoy a exigir ante el Instituto una solución ante la falta del servicio básico. Según publicó Primera Edición.






Comentarios