A principios de mayo se filtró un video que mostraba a tres policías de Misiones agrediendo a cintarazos a un preso en una comisaría de Puerto Esperanza. Las imágenes causaron gran indignación y fueron tema de debate durante varios días, tal es así que los efectivos involucrados fueron separados de la fuerza.

En un nuevo y llamativo episodio, el hombre que fue víctima de la brutalidad policial volvió a ser detenido este lunes por robar en una iglesia.

Todo comenzó ayer por la tarde cuando la encargada de la parroquia, ubicada en el barrio 8 de Diciembre de Puerto Esperanza, denunció en la sede policial que desconocidos habían sustraído un portón metálico. Tras un rastrillaje, los uniformados lograron detectar al posible autor del hurto intentando vender a los vecinos una reja de similares características.

Inmediatamente, procedieron a la detención del sospechoso, identificado como Daniel Vera, de 39 años de edad. Ahí descubrieron que se trataba de la misma persona que había recibido la golpiza en la comisaría, según publicó El Territorio. Varias fuentes indicaron que el hombre tiene serios problemas de adicciones y un frondoso prontuario por delitos en contra de la propiedad.