Desde Misiones impulsan la exportación de chips y raleo a Paraguay y a otros mercados de la región, donde se proyecto una gran planta celulósica, ubicada a 100 kilómetros de Encarnación. Al proyecto se suman conceptos como el Puerto de Posadas y la producción de pino.

La iniciativa surgió del propio sector empresario y el Instituto Forestal Provincial (Infopro) está actuando como facilitador. El titular del organismo, Hugo Escalada se reunió hoy con la directora de Comercio Exterior, Marta Oria, para analizar los requisitos que exige cada mercado.

Empresarios del sector forestal consideran que exportar chips y raleo a países vecinos es una posibilidad viable en el contexto actual y lo será más todavía si se consiguen reducir los costos en logística, por ejemplo a partir de la reactivación del transporte fluvial que llegaría de la mano de la puesta en marcha del puerto de Posadas.

Se lo hicieron saber al presidente del Instituto Forestal de Misiones (Infopro), Hugo Escalada, quien inmediatamente concertó una reunión con la directora de Comercio Exterior de la Provincia, María Marta Oria, con el objetivo analizar los requisitos que exigen los mercados a los que apuntan los empresarios misioneros, tanto en lo referente a las características que debería tener el producto como a la burocracia que habría que cumplir.

Fuentes especializadas del sector indicaron a este medio que hay posibilidades de vender a Brasil y a Paraguay, pero que este último país genera más expectativas, porque coinciden en los requisitos exigidos. Además, se espera un incremento de la demanda en los próximos años a partir de la instalación de una mega pastera que está proyectada y próxima a construirse en la zona de Concepción, a solo 100 kilómetros de Encarnación.

Se trata de una planta en sociedad entre el grupo Zapag, líder paraguayo en la importación y distribución de combustible, y la empresa sueca Girindus Investments AB. La mega planta de celulosa será de la escala de la ex Botnia (UPM) en Uruguay, con una capacidad de diseño de producción de 1,5 millones de toneladas de BHKP al año.

La planta industrial estaría en marcha en 2020, y en el corto plazo se anunciarán los detalles de las obras y montaje del proyecto, según adelantaron este lunes autoridades forestales de Paraguay durante un seminario virtual sobre "Oportunidades de Negocios y Mercados".

Destacaron que la inversión será la más importante del país y está en proceso de convertirse en una fábrica de clase mundial, productora de celulosa de eucalipto con plantaciones forestales propias en la región de Concepción y con abastecimiento de terceros, ya que que utilizará las mejores soluciones tecnológicas disponibles para los más altos estándares de sustentabilidad.

Su enfoque está en la construcción y operación de una planta de celulosa Kraft blanqueada de última generación, y es requisito que la cadena de suministro sea con madera certificada FSC (Forest Stewardship Council) de sus propias plantaciones sostenibles y del mercado regional.

Si bien la planta proyectada usará madera de eucaliptus y la gran mayoría de las plantaciones de Misiones es de pino, se espera que también haya lugar para ese tipo de subproductos de las plantaciones, como son el chips y raleo, para insumo de plantas de generación de energía limpia, tableros MDF o pasta celulósica.