Para Misiones y el norte de Corrientes es indispensable contar con un canal navegable que "debería tener una profundidad asegurada permanente de 10 pies", equivalente a algo más de 3 metros.

El planteo fue realizado por el ministro de Industria de Misiones, Luis Lichowski, quien participó de manera virtual del XIV Encuentro Argentino de Transporte Fluvial. Lichowski expuso la falta de desarrollo portuario en el tramo provincial de la Hidrovía Río Paraná, para lograr el funcionamiento óptimo del transporte fluvial de cargas.

En ese encuentro -como anticipó Vía Posadas- el planteo central de la necesidad de inversión fue realizada por el gobernador Oscar Herrera Ahuad.

La hidrovía Paraná-Paraguay-Uruguay exige la construcción de un canal navegable por los ríos Paraguay, Paraná y algunos de sus afluentes. El objetivo principal es que puedan navegar barcazas todo el año.

La hidrovía va de Norte a Sur desde la ciudad brasileña de Puerto Cáceres, en el estado de Mato Grosso, hasta desembocar en el delta del Paraná, frente al puerto de Nueva Palmira, en el departamento de Colonia, en Uruguay.

Lichowski indicó que el tramo de hidrovía que llega a Misiones debería tener una profundidad asegurada permanente de 10 pies, que es lo necesario para mantener un flujo hacia nuestra provincia.

Antes de la última decisión del gobierno argentino, la hidrovía de los ríos Paraná y Paraguay excluía a Misiones. "En todos los planos veíamos que llegaba hasta Corrientes y dejaba afuera el tramo que nos une con la provincia, lo que implicó que no haya mantenimiento o dragado en esta parte del río. Que el gobierno nacional incluya a Misiones, con previo pedido del gobernador Oscar Herrera Ahuad, en la nueva empresa que va a administrar la hidrovía es histórico, al reconocer a la provincia en la hidrovía en su tramo con Corrientes", remarcó.

El encuentro, encabezado por el subsecretario de Puertos y Vías Navegables del Ministerio de Transporte, Leonardo Cabrera, contó con la presencia del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y Lichowski participó de manera virtual, como titular de la Administración Portuaria Posadas Santa Ana (APPSA), para explicar la situación de Misiones.

En misma línea, contó que "el puerto de Posadas está pronto a funcionar con equipamiento que se incorporará en los próximos meses con lo que se resolverían en parte esas limitaciones".

El titular de Appsa señaló además la necesidad de un mantenimiento de dragado y balizamiento de todo el tramo del río, desde confluencia hasta Yacyretá, donde hay pasos que en épocas de bajante llegan a 6 pies o menos y donde lo ideal para el transporte efectivo y eficiente sería al menos de 9 pies como mínimo y, en forma óptima, 11 pies.

Lichowski sostuvo que se están haciendo los trabajos "pero la gran expectativa está puesta en la nueva empresa federal de Hidrovía y que la participación de Misiones en el Consejo Federal de Hidrovía permita abordar el dragado y mantenimiento para poder garantizar el transporte fluvial", indicó.

El funcionario que representó a Misiones destacó que otro de los condicionantes es la inercia existente de transportar por vía terrestre, hábito de los transportistas conocedores de los tiempos y la logística.

Lichowski sostuvo que para romper esa inercia y desarrollar el transporte fluvial primero hay que lograr costos competitivos.

"Es sabido que los costos de navegar en Argentina están dados tanto por los costos laborales gremiales, combustible y desarrollo de la industria naval argentina. Temas que habrá que trabajar juntos entre gobierno, privados y gremios entendiendo que lo que se pierde de no acordar, repercute directamente en la economía diaria de una región?, expresó.