En la chacra 145 de Posadas, se convocaron un grupo de vecinos y vecinas para protestar por estos aumentos que resultan imposibles de pagar, según informa del PAyS.


Cada vez son más los usuarios que reclaman por las exorbitantes sumas de las facturas de agua y de luz que emiten Samsa y la Empresa de Energía de Misiones.

En la chacra 145 de Posadas, se convocaron un grupo de vecinos y vecinas para protestar por estos aumentos que resultan imposibles de pagar. Este reclamo es acompañado por el Frente Popular Agrario y Social.

“Cada una de las vecinas nos mostró las facturas impagables, desde lo económico y yo diría desde lo moral teniendo en cuenta que se trata de familias de sectores vulnerables. En plena pandemia, las familias de la chacra 145 recibieron facturas de 22 mil, 28 mil, 40 mil, 60 mil y 91 mil pesos por concepto de agua.

Recordó que esta empresa fue privatizada en los 90 y se mantiene “imperturbable” a las quejas. “Cada mes factura más alto y amenaza con cortes del servicio a familias de escasos recursos económicos y cuyo consumo no excede la media. Además, a nivel nacional hay un decreto que impide los cortes de servicios básicos”.

Las y los vecinos de la 145 denuncian trazados mal hechos, caños rotas y medidores que giran con el aire. “Ya iniciamos las gestiones ante el Ente Provincial Regulador de Agua y Cloacas (Eprac) con urgencia y se comprometieron a brindar una solución de fondo. Vamos a seguir de cerca este tema que es injusto para el bolsillo de casi todo un barrio”, expresó Sereno.

En su casa de la chacra 145, María Machado tiene un merendero al que antes de la pandemia asistían unos 70 niños y niñas, y ahora concurren más de 200. “También vienen muchos adultos hasta con vergüenza porque no están trabajando y necesitan comer, además de pagar el agua, la luz, la tierra, todo va sumando”.

“Nuestra lucha era para quedarnos en este lugar como mucha gente que está desde el año 94, los vecinos más viejos que llegaron cuando esto era el ex basural, que de alguna manera sigue siendo, porque nunca hubo tratamiento adecuado de la basura, y aún así se hicieron los trabajos. Hoy estamos pagando un recupero por las obras mal hechas de Samsa y del Eprac, y los que seguimos poniendo el cuerpo somos los vecinos, ahora con facturas impagables. Hay muchas familias que deben elegir entre la comida o pagar el agua”.

“Es imposible pagar 91 mil pesos por el agua” Otra de las vecinas afectadas es Emilse Skovronek, que recibió un gran aumento en su factura de agua, en ese barrio donde son todas casas de familia humildes, y sin embargo se topan con esas facturaciones, que “no sólo son impagables, sino también injustas e ilegítimas, porque no corresponde que paguemos un monto de 40 mil a 91 mil pesos por el agua como me llegó a mí”, señala.


En esta nota:

Agua Deuda Posadas SAMSA


Comentarios