Se mencionó la cantidad de masa de 4,5 millones de toneladas sin aprovechar y la importancia de las podas y el raleo usados como biomasa para generar energía.


Las posibilidades de aumentar y mejorar la exportación de la madera con un mayor valor agregado fue analizado por la Mesa Forestal Provincial, en un encuentro moderado por el subsecretario de Desarrollo Forestal Juan Gauto, y la participación del ministro del Agro y la Producción Sebastián Oriozabala.

Abordaron los temas de industria forestal, madera y muebles, con la participación de referentes de parques provinciales. Mientras que en Puerto Rico plantean la necesidad de incentivos para bajar costos, en Eldorado se busca la asociatividad. En general, pocos piensan en el riesgo de tomar más mano de obra para aumentar la producción, coincidieron los participantes.

La Mescal Forestal abordó la Promoción de Bosques Cultivados, Bosques Nativos y Dendroenergía. Participaron autoridades de los Ministerios de Ecología y RNR, y de Industria; de la Dirección Provincial de Catastro y el Registro de la Propiedad Inmueble; y del Instituto Forestal Provincial (INFOPRO).

El subsecretario Juan Gauto planteó planteó que el gran desafío es aumentar la superficie del cultivo de bosques. Gauto admitió que entre los años 2015 y 2019 hubo un importante estancamiento en la superficie forestada –activo que hoy llega a 419 mil hectáreas-, “la foresto industria tiene capacidad inmediata para movilizar la economía y crear empleo, más aun teniendo en cuenta que a la fecha el 50% de la capacidad instalada en los aserraderos esta ociosa y existen 4,5 millones de toneladas de madera sin aprovechar”.

Luego se refirió a la idea del recientemente creado Instituto Forestal Provincial (INFOPRO), en cuanto a la necesidad de mejorar los precios del raleo y el chip, porque eso sería “un gran aliento para recuperar la voluntad de forestación por parte de los productores”.

En representación de AFOME, Jorge Pujato, propuso promover el consumo de raleo, por ejemplo, “reemplazando las usinas a gasoil ubicadas en las localidades de Leandro N. Alem y Aristóbulo del Valle por otras que funcionen con biomasa”; y sobre la implementación de un “Plan Poda”, asegurando un pago inmediato para los pequeños productores. Con una inversión de 500 millones de pesos se podrían crear 10 mil puestos de trabajo”.




Comentarios