La norma permite regularizar las deudas tributarias y aduaneras con plazos de 96 a 120 cuotas, mientras que aquellas obligaciones de la seguridad social se podrán regularizar entre 48 a 60 cuotas.


Con el apoyo de Misiones, comenzarían a tratarse esta semana la Cámara de Diputados de la Nación los proyectos de moratoria, renegociación de la deuda local y ampliación del presupuesto 2020, informaron fuentes parlamentarias.

Según las mismas fuentes, consultadas por Télam, el presidente de la Cámara, Sergio Massa consiguió el respaldo del gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad. A este se sumaron los vistos buenos del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horario Rodríguez Larreta; de los gobernadores de Jujuy Gerardo Morales; de Río Negro, Arabela Carreras; y de Corrientes, Gustavo Valdés.

El proyecto de ley de moratoria enviado por el Poder Ejecutivo podría comenzar a discutirse en los próximos días en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, según fuentes parlamentarias consultadas por Télam.

En el Congreso aguardan también que las autoridades del Palacio de Hacienda presenten en el corto plazo la ampliación del Presupuesto 2020 y el proyecto de renegociación de la deuda emitida bajo legislación local, que el oficialismo quiere aprobar antes de que finalice el corriente mes.

El Gobierno nacional ya envió la semana pasada el proyecto de moratoria que permite cancelar en cuotas las deudas impositivas, previsional, y aduaneras contraídas hasta el 30 de junio pasado.

En este marco, el primer objetivo del oficialismo es avanzar con el proyecto de moratoria para las deudas impositivas, previsional, y aduaneras, que contempla planes de pago acordes al tamaño de cada empresa y tipo de deuda.

Si bien la iniciativa enviada por el Gobierno nacional tiene un amplio respaldo opositor, el interbloque Juntos por el Cambio anticipó que pedirá que se mantenga el articulo 8 de la ley de Solidaridad Social para que no puedan ingresar a la moratoria los deudores del juego y del impuesto a los combustibles y se establezca un premio a los cumplidores.

La titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, dijo en recientes declaraciones radiales que la ampliación de la moratoria es una medida “imprescindible”, porque “permitirá que todo el entramado productivo esté en mejores condiciones para acompañar un proceso de recuperación cuando la situación se normalice”.

El proyecto de ley de moratoria permite regularizar las deudas tributarias y aduaneras entre 96 a 120 cuotas, mientras que aquellas obligaciones de la seguridad social se podrán regularizar entre 48 a 60 cuotas, con condonación parcial de intereses y total de multas.

Además determina que las empresas grandes en los próximos 24 meses no podrán distribuir dividendos, realizar operaciones con títulos para eludir la normativa cambiaria ni acceder al mercado cambiario para realizar pagos a entidades vinculadas.




Comentarios