Habrá un control estricto para se paralice la circulación masiva de personas y que los vecinos salgan de sus casas sólo por emergencias, por alimentos o por remedios.


El que rompe la cuarentena va preso. Lo más importante para frenar es el aislamiento”, advirtió este viernes el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad.

Agregó que “esa es la conducta. Esperemos que las fuerzas federales nos ayuden porque no nos va a alcanzar la Policía de la Provincia para patrullar todos los barrios de Misiones“, en declaraciones a Radio Libertad y MisionesOnline.

El mandatario ordenó a las 13 unidades regionales de la Policía de Misiones el patrullaje en los 76 municipios de la provincia, en los que ordenan a los vecinos no realizar reuniones masivas y permanecer en sus hogares.

Antes de la reunión Olivos con los gobernadores, el mandatario misionero planteó planteó al presidente Alberto Fernández la situación de viajeros varados en la frontera en Misiones y los brotes de dengue que obligaron a la Emergencia Sanitaria.

También contó que pidió a las autoridades nacionales vuelos de cabotaje adicionales para trasladar a todos los argentinos que vienen del exterior e ingresaron al país por Iguazú. Son viajeros que residen en Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y otras provincias.

Herrera Ahuad repitió que habrá un control estricto porque hay personas que no comprenden la gravedad de la situación y rompen el aislamiento. Aunque consideró que “el misionero está tomando conciencia, fue comprendiendo la gravedad del caso”.

Reiteró su apoyo a la cuarentena y otras medidas dispuestas por el presidente Alberto Fernández. “Lo esperábamos, lo apoyamos y acompañamos, porque quienes venimos estudiando el movimiento de la pandemia, hoy sabemos que lo más importante es el aislamiento, evitar el contacto de muchas personas y evitar que la gente circule para que tampoco circule el virus”, dijo.




Comentarios