El relevamiento fue hecho por la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura.


Alrededor de cinco de cada diez personas que están privadas de su libertad en Misiones, no tienen sentencia firme, es por ello que desde la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura afirmaron que están realizando acciones para disminuir el número de estos casos y promover otros mecanismos de acción preventivos.

Según el presidente de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura, Eduardo Scherer, a través de un monitoreo en las diferentes cárceles de Misiones, descubrieron un gran número de personas privadas de su libertad sin sentencia firme, que incluso llevan casi una década detenidos.

“Comenzamos a detectar la gran cantidad de personas con prisión preventiva que tenemos en Misiones, de las 1600 personas que están alojadas aproximadamente el 50% de ellas está bajo esa figura legal”, lamentó Scherer.

Recordó el caso de Cristina Vásquez y Celia Rojas, quienes “estuvieron privadas de su libertad 11 y 14 años años y la Corte de Justicia de la Nación las absolvió. Entendemos que hay una responsabilidad de la Justicia Provincial”.

Precisó que, por ejemplo, en el relevamiento de la Unidad Penal de Oberá, de las 20 personas que entrevistó, siete tenían prisión preventiva y tres de ellas con más de siete años encerrados.

Scherer recordó que, según la Ley, cuando una persona tiene prisión preventiva, debe estar presa máximo dos años y un año adicional por prórroga y ante eso se debe poner en conocimiento al Concejo de la Magistratura de la Nación que es el órgano que actúa como superintendente, para ver el motivo de la excepcionalidad.




Comentarios