La beba se encuentra fuera de peligro, gracias a las técnicas practicadas por los efectivos.


Mirian A. de 42 años llamó ayer por la noche al Sistema de Emergencias y manifestó desesperadamente que su pequeña bebé de tres días de vida, se había ahogado con leche y no respiraba. Inmediatamente, una comisión policial se dirigió hasta el domicilio de la mujer ubicado en calle Magaldi y constató lo ocurrido.

El Oficial Subayudante Juan Pablo Martínez, practicó técnicas de RCP en la beba quien afortunadamente volvió a presentar signos vitales. Posteriormente, la pequeña fue trasladada en ambulancia hasta el sector neonatología del Hospital Madariaga, y fue asistida por profesionales de la salud.

La beba se encuentra fuera de peligro, gracias a las técnicas practicadas por los efectivos. Cabe destacar que el pasado 22 de noviembre del año pasado, personal de esta misma dependencia asistió y reanimó a una niña de dos años que se había ahogado en una pileta de lona.




Comentarios