Una evaluación de la Comisión Provincial de Prevencion de la Tortura arrojó que casi todas las que están privadas de libertad pasaron por el abuso de sus parejas.


La mayoría de las mujeres privadas de la libertad en cárceles de Misiones han sido víctimas de violencia de género por sus parejas, según un organismo oficial del Gobierno de la Provincia.

Esta evaluación fue realizada por el presidente de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura, Eduardo Scherer, cuya oficina hizo un monitoreo en la Unidad Penal V de Misiones

Scherer dijo en declaraciones a Radio Libertad que esta historia de agresiones en las mujeres presas, deberían ser consideradas para evaluar los años de condena. También que se evalúen otras alternativas como las pulseras electrónicas para compensar el daño sufrido antes del delito y la condena.

“Comenzamos este trabajo para determinar si esas personas sufrieron violencia de género antes de ser detenidas y, si este fuera el caso, si la detención que ellas están padeciendo tiene alguna relación con ese hecho de violencia de género”, explicó Scherer.

Recordó que los altos índices de femicidio se dan porque el Estado no llega o llega muy tarde. “En otros casos, las mujeres muchas veces hacen justicia por mano propia, quitándole la vida a su agresor y pagando una condena”, dijo el funcionario.

“Hay 200 pulseras a disposición de la justicia en la Subsecretaria de Seguridad y Justicia de la Provincia de Misiones y solamente cuatro personas tienen ese tipo de mecanismo en la actualidad. Prácticamente el 100% de las chicas que están en la Unidad Penal 5 de Mujeres han sido pasibles de violencia de género antes de ser detenidas y esto también afecta a sus hijos”, cuestionó.




Comentarios