Belén Cáceres dijo que la obra social que cubre la salud de su hijo, con una rara enfermedad tiene autorizado el tratamiento pero solo en el Garrahan, donde no hay camas.


Un bebé de Posadas sufre una enfermedad congénita de la que en el mundo solo habría 230 casos. Pero el turno en el Hospital Garrahan de Buenos Aires se demora y cada día que pasa su salud se complica más, conto su mamá Belén Cáceres.

Máximo Salvador Krieger tiene cuatro meses y está en el Hospital Materno Neonatal de Posadas, ya que padece del Síndrome de Prune Belly. Es un mal muy raro que, entre otras anomalías, presenta una  carencia de musculatura abdominal con lo que su intestino no funciona y debe ser alimentado por sonda.

Su alimento es en base a proteínas, contaron sus padres a El Territorio. Su obra social -no informaron cuál- no autorizaba su traslado al hospital Garrahan de Buenos Aires pero luego consiguieron el permiso y ahora no hay cama para el bebé en el Hospial de Parque de los Patricios en Buenos Aires.

“Máximo ya no puede esperar más. Según la obra social, ya tienen todo autorizado pero el Garrahan no cuenta con una cama en el servicio de gastroenterología para su alimentación”, agregó Belén.

Finalmente dijo que la familia solicitó la derivación pero allí chocaron de nuevo con las trabas de su obra social. “Nos salen conque el Garrahan es mejor, que no lo vamos a internar porque sí nomas en otro lado”, contó.




Comentarios