La justicia le imputó el delito de "inducir a la fuga" de un menor al hombre de 35 años que estaba junto al chico de 12 años, cuando fue hallado el domingo.


El hombre de 35 años, acusado de retener a un menor de 12 años, fue imputado por el delito de inducción a la fuga, que castiga a quien impulse a fugar de casa de sus padres a menores de entre 10 y 15 años.

Lucas era buscado por su familia, con ayuda de la policía, cuando se ausentó de su hogar en la CH 129 el sábado por la tarde. Lo hallaron el domingo en Itaembé Miní, en la zona sur de Posadas, en un descampado y en compañía de un hombre mayor. Estuvo un día fuera de su casa.

Acusado de inducir a la fuga de un menor en Posadas. (El Territorio)

Fueron los vecinos los que llamaron al 911 al observar al menor, informó el diario El Territorio. Inmediatamente una comisión se dirigió al barrio y tras recorrer las calles vieron a Lucas junto a un hombre mayor. El menor padece retraso madurativo y desapareció en la tarde del sábado.

El juez de Instrucción Nº 1 Marcelo Cardozo indagó a Máximo Alberto Q., analfabeto, sin domicilio, ocupación ni familiares en Posadas. Este dijo que se encontró con el menor y decidió acompañarlo. Agregó que lo llevó al baldío porque el chico no quería regresar a su caso.

El juez Cardozo imputó a Máximo Q. por el delito de inducción a la fuga de un menor, establecido en el Código Penal, con penas de un mes a un año. No habría otros elementos como para acusarlo de algo más grave, como un ataque sexual o privación ilegítima de la libertad.





Comentarios