CAME nuclea a a 1.491 federaciones y organizaciones empresariales representando a 600.000 pequeñas y medianas empresas.


La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) rechazó por unanimidad el paro general convocado para este miércoles por la CGT. La medida de fuerza se produce a tan solo un mes de la anterior huelga general.

La entidad que preside el misionero Gerardo Díaz Beltrán sostuvo que el paro “preocupa severamente al sector pyme”, pues el país atraviesa “un contexto delicado de la economía”.

Recordó que la huelga anterior, el pasado 30 de abril, arrojó pérdidas en la industria y el comercio por unos $ 20.000 millones, a pesar de que sólo un 19% de los comercios había permanecido cerrado”.

Agregó que quienes pudieron abrir sus puertas sufrieron una caída de “un 41% promedio frente a lo que se hubiera vendido en un día normal de fin de mes”.

La CAME sostuvo que este momento “requiere de diálogo y consensos para encontrar soluciones y trabajar en propuestas que mejoren el empleo, la inversión y la producción, y no con medidas de fuerza que dañen aún más a la economía”.

“Nuestro país necesita gestos y compromiso de todos los sectores: dirigenciales, políticos, sindicales y empresarios“, concluyó.

El consejo de la presidencia está conformado por el 80% de dirigentes representantes del interior del país. La CAME nuclea a 1.491 federaciones, cámaras, centros y uniones industriales, comerciales, turismo, servicios, la construcción, la producción y a jóvenes y mujeres empresarios de todo el país, representando a más de 600.000 pequeñas y medianas firmas.




Comentarios