Desde la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad afirman en lo que va del año se han registrado ocho femicidios en Misiones.


La subsecretaria de Relaciones con la Comunidad, Myriam Duarte lamentó que en lo que va del año se hayan registrado ocho femicidios en Misiones, por ello instó a que ante cualquier situación de violencia, no solo la persona afectada haga la denuncia, sino que cualquier testigo pueda llamar a la línea 137 con el fin de prevenir desenlaces fatales.

Durante una entrevista en Canal 12, subrayó que en los lugares donde no hay sede de la Línea 137 “sí hay Comisarías, en las cuales hacemos capacitaciones en forma permanente, que garanticen que se brinden respuestas ciertas a la población”.

En similar sentido destacó el rol de los Juzgados de Paz, también presente en todos los pueblos de Misiones, donde “los jueces están habilitados a tomar las medidas de protección a las víctimas, como medidas de exclusión de hogar o restricción de acercamiento”.

“Si bien la llamada a la Línea 137 no constituye propiamente una denuncia por violencia de género, sí funciona como canal para pedir ayuda, para hacer una consulta o pedir asesoramiento”, sostuvo, para agregar además que “el equipo de profesionales de la Línea brinda asistencia y acompaña a la víctima porque el hecho de tener que tomar la decisión de hacer una denuncia contra una persona con la que tiene un vínculo afectivo, y en muchos casos varios años de convivencia o hijos de por medio, es una decisión muy compleja”.

Asistencia

Más adelante, la subsecretaria explicó que “los profesionales de la Línea 137 asisten a la víctima, la fortalecen para que pueda estar en condiciones de hacer la denuncia y recibir las medidas de protección, que es lo primero que se le pide al juez”, aclarando además que “si bien la Línea 137 no funciona en todos los pueblos de Misiones, sí hay Juzgados de Paz y esos jueces están habilitados a tomar las medidas de protección a las víctimas, que no son acciones contra el acusado sino de protección a la víctima”.

Finalmente, y en cuanto a los alcances de esta asistencia, Duarte recalcó que a la Línea 137 “cualquier persona puede llamar, no sólo la víctima, sino quien presencie o conozca este tipo de casos, familiares, conocidos o vecinos; y ante situaciones de violencia de género o violencia familiar hay que involucrarse, hay que hacer el llamado”.




Comentarios