Malestar de los gobernadores por la quita de subsidios al transporte en el interior

Se mostraron sorprendidos con el anuncio y se quejaron porque mantiene la inequidad con el AMBA.

El gobernador electo Alfredo Cornejo y la vicegobernadora electa Hebe Casado participaron del 62° aniversario de la Cámara de Industria, Agricultura y Turísmo (CIAT) que se realizó en Casa Septem.

Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
El gobernador electo Alfredo Cornejo y la vicegobernadora electa Hebe Casado participaron del 62° aniversario de la Cámara de Industria, Agricultura y Turísmo (CIAT) que se realizó en Casa Septem. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes Foto: Ignacio Blanco

Los gobernadores se mostraron sorprendidos ante la decisión del presidente Javier Milei de eliminar los subsidios para el transporte público de pasajeros en el interior del país y rápidamente salieron a expresar su malestar porque la disposición mantiene las históricas asimetrías con el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde continúa la asistencia del gobierno nacional.

El mendocino Alfredo Cornejo resumió los ánimos al alertar: “La eliminación de subsidios de transporte para el interior del país, sosteniendo los del AMBA, incumple el Pacto Fiscal de 2017. Se mantienen fuertes asimetrías entre el conurbano bonaerense y el resto del país”.

Cornejo recordó que en aquel entendimiento, que las provincias suscribieron con el entonces gobierno de Mauricio Macri para avanzar con la baja gradual de impuestos distorsivos en sus jurisdicciones, se materializó el compromiso de la Nación para eliminar “subsidios diferenciales en el AMBA” y así igualar las condiciones con el interior del país.

“Nunca creímos que se iban a cortar los subsidios”, planteó Maximiliano Pullaro, el gobernador de Santa Fe. “Otra vez nos dejan solos”, lanzó.

Es que los mandatarios provinciales dejaron trascender que la Casa Rosada prometió tomar otro camino respecto a los subsidios y, por ello, una de las lecturas es que la medida constituye una represalia por el fracaso de la Ley Bases en la Cámara de Diputados.

Se anunció el fin del congelamiento de las tarifas en trenes y colectivos del AMBA.
Se anunció el fin del congelamiento de las tarifas en trenes y colectivos del AMBA. Foto: LM Neuquén

La medida sorprendió incluso porque el propio secretario de Transporte de la Nación, el cordobés Franco Mogetta, mantuvo antes del anuncio contactos con representantes de las provincias a quienes les aseguró que no había ninguna definición respecto a los subsidios. Mogetta supo liderar en persona, como secretario de Transporte de Córdoba, los reclamos para terminar con las diferencias en la distribución de recursos.

El presidente de la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (CEAP), José Troilo, reconoció que la noticia llegó “por el comunicado” de la Secretaría de Transporte, que se difundió antes del mediodía del jueves.

Con ese texto oficial se anunció el fin del congelamiento de las tarifas en trenes y colectivos del AMBA para que tengan mayor protagonismo en la cobertura de costos necesarios para operar y que “a partir del corriente año, se elimina el Fondo Compensador del Interior” destinado a las empresas que operan fuera de la mencionada área, integrada por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las principales zonas urbanas de la provincia de Buenos Aires.

A diferencia de lo que planteó Cornejo, la comunicación indica que la medida “guarda coherencia” con el Pacto Fiscal y reiteró que el objetivo del gobierno “es que los fondos lleguen directamente a los ciudadanos”.

Más allá de las interpretaciones políticas sobre la medida, lo concreto es que tendrá un impacto directo en el bolsillo: los primeros cálculos indican que el boleto, sin subsidios, pasará a costar alrededor de 1.000 pesos.

“A la provincia de Santa Fe siempre la discriminaron. Ahora se le quitan 1500 millones de pesos por mes, que era una partecita de los subsidios que daba Nación para sostener los subsidios al transporte”, lamentó Pullaro.

En su mensaje, el mendocino Cornejo insistió con la histórica posición de los gobernadores. “Bienvenido el orden fiscal, pero debe ser equitativo”, dijo.

Por lo pronto, Pullaro adelantó que mantendrá y actualizará el subsidio que tiene la provincia de Santa Fe con el transporte, que es de alrededor de 2.000 millones, pero advirtió: “No nos podemos hacer cargo de lo que Nación no manda, con una provincia que nos la han dejado con un déficit muy pero muy grande”.

Un esfuerzo similar hará el gobernador de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, quien apela a iniciar conversaciones para resolver el tema. “En casi 60 días de gestión no hemos recibido ni un solo peso del Gobierno nacional, en ningún concepto”,reconoció y confirmó que afrontará “en el corto plazo y sólo por un mes” los montos que debería enviar la Nación para subsidiar el transporte. Y claro que sumó su queja al señalar que “en todos los lugares del mundo se subsidia” ese servicio.

Los gobernadores peronistas fueron aún más críticos. “El Gobierno nacional quiere tener de rodillas a las provincias”, denunció el pampeano Sergio Ziliotto, quien consideró que “hay un ataque constante al federalismo por parte del Gobierno nacional y la eliminación del fondo compensador del transporte es una muestra más de esto”.

Ziliotto no descartó recurrir a la Corte Suprema de Justicia y convocó a sus pares al advertir que tienen la responsabilidad de “bregar por los recursos” de sus provincias y su población. “No creo que ninguno deje de hacerlo por cuestiones políticas”, completó.

Pero no sólo los gobernadores salieron a manifestar su malestar con la medida. Los intendentes de las principales ciudades emitieron un comunicado conjunto para formalizar su “extrema preocupación” ante la eliminación del subsidio.

No sólo apuntaron a la inequidad con el AMBA sino que también expresaron que “si bien, un esquema posible es el subsidio directo a los pasajeros y no a las empresas, esto tiene que ser estudiado en profundidad para establecer el universo de quién es sujeto pasible de recibir dicho subsidio”.

“Hacerlo de manera improvisada, puede implicar dejar sin transporte público a millones de argentinos del interior”, alertaron.

Temas Relacionados