El Gobierno redobla la apuesta y le pide al Congreso que debata la ampliación de la Corte Suprema

Gabriela Cerruti, portavoz del Gobierno nacional. Foto: Archivo.
Gabriela Cerruti, portavoz del Gobierno nacional. Foto: Archivo.

El proyecto para aumentar a 15 la cantidad de miembros del máximo tribunal formará parte del llamado a extraordinarias. También figurará el pedido de juicio político, la reforma del Consejo de la Magistratura y hasta el nombramiento del procurador general.

Después de que Juntos por el Cambio amenazara con paralizar el Congreso si el Gobierno no da marcha atrás con el juicio político a la Corte Suprema de Justicia, la Casa Rosada redobló la apuesta y no solo promoverá la destitución de los jueces, sino que también insistirá con el proyecto para ampliar el tribunal a 15 miembros.

El presidente Alberto Fernández impulsó la iniciativa del juicio a los miembros de la Corte Suprema.
El presidente Alberto Fernández impulsó la iniciativa del juicio a los miembros de la Corte Suprema. Foto: "MARIA EUGENIA CERUTTI"

Esa iniciativa, junto a otras del área judicial, formará parte del temario de convocatoria a sesiones extraordinarias, que se publicará este jueves por la noche en el Boletín Oficial. Así, el Congreso quedará habilitado para sesionar entre el 23 de enero y el 28 de febrero, según confirmó la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, en conferencia de prensa.

La sorpresa del decreto no es solo la cantidad de proyectos (serán en total 27 temas) sino también el contenido del listado, que incluye iniciativas que difícilmente avancen por la fuerte resistencia de Juntos por el Cambio y otros bloques de la oposición que también condicionan su apoyo a una agenda “de consenso”.

Es que, además del juicio político a la Corte, el Ejecutivo incorporó en el temario el proyecto para ampliar el tribunal a 15 jueces, que fue aprobado en el Senado, pero no prosperó en la Cámara de Diputados; y la reforma del Consejo de la Magistratura, que también logró media sanción y se trabó en la Cámara baja.

Más sorpresa causó que se incluya en el temario del pliego del procurador general de la Nación, Daniel Rafecas, que está congelado en el Senado porque necesita dos tercios de los votos para su aprobación, un número que el Frente de Todos no puede alcanzar sin apoyo de Juntos por el Cambio.

El Gobierno no desconoce la realidad numérica del Congreso, y por eso el decreto de extraordinarias funciona como un llamado de atención a la oposición para que deponga su actitud bloquista.

“Esperamos que la oposición no sea irresponsable, como lo ha venido siendo durante este tiempo”, dijo Cerruti desde Casa Rosada, y agregó: “El temario es lo suficientemente importante y extenso como para que la oposición entienda que en el libre juego democrático y de las instituciones hay que sentarse a debatir”.

Otros temas

Por otra parte, el llamado a extraordinarias también contemplará proyectos económicos, como el blanqueo de capitales impulsado por el ministro Sergio Massa; y el “monotributo tech”, un régimen especial para profesionales que exporten servicios basados en la economía del conocimiento.

Varios proyectos impulsados por Sergio Massa fueron incluidos en las sesiones extraordinarias del Congreso.
Varios proyectos impulsados por Sergio Massa fueron incluidos en las sesiones extraordinarias del Congreso.

También estará la ley de agroindustria, que otorga beneficios impositivos a toda la cadena de producción; la nueva moratoria previsional; y una reforma del INDEC que fue anunciada por Massa recientemente.

Otros de los temas de las extraordinarias serán la ley de alcohol cero al volante, proyectos vinculados a la salud (como la digitalización de historias clínicas), el Plan Nacional de Ciencia y Tecnología 2030, y un régimen jubilatorio especial para brigadistas forestales, entre otros.