Casa de Olivos: por qué mantenerla cuesta $32 millones, un 50% más que el año pasado

Al millonario pago del ABL, las facturas de luz, gas y agua, se suma llenar la heladera presidencial.

Estas son las cifras del mantenimiento de la Casa de Olivos
Estas son las cifras del mantenimiento de la Casa de Olivos

La inflación se volvió una de las principales problemáticas a combatir por parte del Gobierno Nacional. Los precios están disparados y eso también afecta a la casa presidencial. Hoy mantener la Quinta Presidencial de Olivos cuesta un 50% más que en 2021. 

Este cálculo esta hecho en base al pago de los servicios básicos de la vivienda (agua, luz, gas, ABL), la compra de productos de almacén y alimentos.

También se suman los salarios de los 86 empleados que trabajan en la propiedad donde reside el presidente Alberto Fernández y la primera dama Fabiola Yáñez.

Alberto Fernández recorriendo la Casa de Olivos con la nueva ministra de Economía
Alberto Fernández recorriendo la Casa de Olivos con la nueva ministra de Economía Foto: Presidencia

Mantener la Quinta de Olivos costaba a marzo de 2021 unos $21.450.912 por mes, mientras que la Secretaría General de la Presidencia debió destinar en marzo de 2022 unos $32.155.420 para cubrir los gastos de la histórica propiedad.

Gastos actuales de la Quinta de Olivos

-Limpieza: $1.481.190

-Jardineria: $2.396.486

-Sueldos: $10.602.193

-ABL: $12.671.730

-Luz: $1.130.061

-Telefonía: $41.501

-Internet: $44.177

En marzo de 2021 los números precisos sobre el mantenimiento de la Quinta de Olivos fueron $21.450.912. A su vez, en marzo del 2022, esa cifra creció a $32.155.420.

En comparación se pagó menos de agua que en 2021, pero casi el doble en sueldos de los empleados.

También creció el gasto en teléfono, internet, jardinería, limpieza y luz, pero decayó en fumigación de los espacios de la quinta.

Por el servicio de telefonía para todas las instalaciones de la Quinta de Olivos, el Gobierno pagó en marzo de 2021 unos $30.607, valor que se incrementó a $41.501 en 2022.

La conexión a Internet en la casa presidencial es brindada por la empresa estatal ARSAT. La factura que la Secretaría General pagó en el tercer mes del 2021 ascendía a $25.900 y la de este año se elevó a $44.177.