El Tribunal en lo Criminal n.° 3 de Jujuy condenó a tres hombres que de manera premeditada y portando armas de fuego cometieron un robo de dinero en el acceso a la sucursal Pálpala de una entidad bancaria. La víctima fue a una mujer, el modus operandi del grupo fue la modalidad “motochorros” y el monto robado superaba los cien mil pesos.

//Mirá también: “Tati” lo hizo: olfateó 12 kilos de cocaína, en Jujuy

Los condenados son Tito Hever Gutiérrez y Gustavo Joel Gutiérrez, quienes deberán cumplir la pena de tres años de prisión de ejecución efectiva, mientras que Alfredo Román Quispe fue penado a tres años de prisión de ejecución condicional.

UNOS POCOS MINUTOS DE MUCHÍSMA TENSIÓN

En un juicio abreviado, los dos imputados de apellido Gutiérrez fueron condenados por ser considerados coautores penalmente responsables del delito de “robo simple”, en tanto Quispe fue declarado autor del delito de “robo simple en carácter de participe necesario”.

Al formular la acusación, la Fiscalía relató que el hecho se produjo el 14 de agosto de 2019, aproximadamente a las 9:20, en la vía pública, más precisamente en la explanada de acceso al Banco Macro Sucursal Palpalá, una mujer que se disponía a ingresar al edificio fue interceptada por Tito Gutiérrez, que la empujó por la espalda haciéndola caer al suelo.

En esa circunstancia forcejeó con la víctima hasta apoderarse de una mochila negra que ésta llevaba consigo, la que en su interior contenía la suma de 108.700 pesos argentinos y cinco dólares estadounidenses.

Con el botín en su poder, el atacante huyó con dirección a la avenida San Martín, donde lo esperaba Gustavo Gutiérrez en una motocicleta de color verde.

Pero los sujetos no contaban con que, en una reacción solidaria, serían perseguidos por otras personas que estaban en el lugar de los hechos y vieron lo que sucedía.

Tratando de amedrentar a sus perseguidores, Tito Gutiérrez sacó un arma de fuego, tipo revolver calibre 22, y realizó dos disparos mientras huían en dirección a la calle Zurita, dejando abandonada la motocicleta en la esquina del pasaje Junín.

En ese punto los esperaba Alfredo Quispe al volante de un automóvil marca Volkswagen Gol Trend, color azul, al que se subieron para finalmente escapar de la escena a toda velocidad.

CARACTERÍSTICAS DE UN “JUICIO ABREVIADO”

El Tribunal estuvo integrado por las juezas María Margarita Nallar, quien tuvo a su cargo la presidencia de trámite; y Ana Carolina Pérez Rojas, y el juez Mario Ramón Puig.

Voceros del Departamento de Prensa y Relaciones Públicas del Poder Judicial de Jujuy indicaron que el juicio se resolvió en una única audiencia oral en la que se aplicó el artículo 385 del Código Procesal Penal de la Provincia, el cual refiere al “Juicio Abreviado Inicial” y establece que si el Ministerio Público Fiscal considera que la pena privativa de libertad es de hasta seis años o una pena no privativa de libertad, podrá solicitar este procedimiento.

Para que esta solicitud sea admisible es necesaria la conformidad de los imputados, asistidos por sus abogados defensores, admitiendo así la existencia de los hechos y su participación en los mismos, explicaron los voceros, agregando que finalmente es necesario que el Tribunal haga lugar al acuerdo alcanzado entre el Ministerio Público Fiscal y los acusados, asistidos por sus abogados defensores.

//Mirá también: Acribillaron a un hombre en Caimancito, los condenaron a prisión perpetua

A este respecto cabe decir que el Dr. Walter Rondón se desempeñó como representante del Ministerio Público de la Acusación, mientras que la defensa técnica de Tito Gutiérrez fue ejercida por el Defensor Oficial Penal Esteban Salinas Saguir, del Ministerio Público de la Defensa Penal; Alfredo Quispe fue defendido por los abogados José Miguel Cruz y Luis Rubén Gutiérrez; en tanto que Joel Gutiérrez fue asistido por el abogado Alberto Bellido León.