Este domingo, por la mañana, la localidad de Pujato sufrió un corte de luz durante cinco horas. Una cuadrilla de la EPE de Casilda acudió a reparar el problema en un seccionador quemado en la calle Simón de Iriondo al 1200. Al parecer, este tipo de inconvenientes suelen suceder con el acero interno en el cable de aluminio que en invierno se contrae.

Así lo refieren en la página de Facebook Pujato Nuestro Lugar, en la cual explicaron que, con el correr del tiempo, el acero dentro de los cables, se contrae en invierno y en verano se expande, provocando que se afloje la grampa y se mueva, generando así un cortocircuito.