El pasado jueves, Micaela, de 14 años, no volvió a su casa. Tras una discusión con su novio, intentó agredirlo. Al ser reprendida por su madre, la adolescente dijo que se iría a la casa de su papá, a quien llamó para anunciarle que iría.

Transcurrió un tiempo y al ver que su hija no llegaba, el hombre llamó a su ex pareja, y en ese momento la madre hizo la denuncia. Lo cierto es que Micaela a estas horas, llegando a la medianoche, aún continúa desaparecida.

Al momento de la desaparición, Micaela vestía un buzo color bordó con capucha, y una calza negra con rayas claras en los costados.

Ante la posibilidad de aportar algún dato, llamar al 3464 573425, y también acercándose a la Jefatura de Policía de Casilda.