Bautista es un nene de Ramírez que con tan solo cinco años logró dar una gran lección de solidaridad y empatía a toda su comunidad. Su amor por los animales es inmenso y su sueño es tener un refugio propio donde poder cuidarlos y contenerlos. Es así que recientemente organizó una rifa para poder comprar alimentos a un grupo de perros que fueron abandonados por sus familias y ahora viven en la calle en cercanías al local donde trabaja su mamá Ángela.

“Estoy sorprendida y orgullosa de mi hijo”, dijo la mujer notablemente emocionada en declaraciones a Ramírez Cablevisión. Bautista contó en la entrevista que él mismo armó los números del sorteo con sus hojas, los recortó y los vendió a diez pesos entre conocidos; con lo recaudado logró comprar bolsas de alimentos para los perros sin hogar.

“Yo estoy haciendo todo lo que puedo” expresó el menor con total inocencia y mostrando su amor por los animales. “Los animales son lo más fiel de este mundo” agregó con seguridad ante las cámaras y luego Bautista reconoció que lo único que busca “es que ayuden a los perritos de la calle”.

En relación a los perros que viven en la calle y que ve a diario, Bautista contó que son “siete perros abandonados que se unieron y ahora están en familia”. “Yo siempre les doy de comer cuando vienen así que no creo que tengan hambre”, contó y agregó: “Lo que sí se pueden sentir muy solitarios, yo si no tuviera perros los adoptaría pero tengo cuatro perros y tres gatos en casa”.

La entrevista completa a Bautista