En la mañana de este lunes, Mariano Werner, flamante bicampeón del Turismo de Carretera, arribó a su ciudad natal, Paraná. Fue recibido por una multitud. Como en 2020, Werner fue recibido en el acceso al Túnel Subfluvial, donde comenzó una gran caravana que finalizó en la Catedral del centro paranaense.

Ante las cámaras y los micrófonos de los distintos medios, dijo que “estoy agradecido a los paranaenses por tanto apoyo recibido, nací en el mejor lugar”.

Además, entre la espuma, los saltos y los cantos, mencionó que “lo lindo es saber sufrir para después festejar, esto es increíble”. Luego, respecto a la carrera recordó que “tuvimos un dios aparte, así son las carreras”.

Subido al camión de bomberos, el paranaense recorrió la ciudad hasta la Catedral. Allí, mencionó que “traigo la Copa acá por respeto. Soy muy creyente y entiendo que muchas veces cuando va mal, siempre alguien tiene la culpa, pero ayer me dio una ayuda importantísima, para festejar con toda la gente”.

La definición

Mariano Werner se consagró bicampeón del Turismo Carretera al arribar noveno en la final del Gran Premio Coronación en el circuito de Villicum. El entrerriano quedó en la cima del campeonato general, pero culminó segundo en la Copa de Oro.

Mariano Werner, bicampeón de la Copa de Oro

En el certamen absoluto, Werner finalizó adelante con 660.75 puntos, secundado por Mauricio Lambiris con 464,5 y Agustín Canapino con 461,5. Juan Pablo Gianini terminó cuarto con 439 y Josito Di Palma quinto con 431.

En la Copa de Oro, Lambiris concluyó adelante con 198 unidades, seguido Werner con 197,25 y Gianini con 164,5. Sin embargo, como el uruguayo no logró ninguna victoria a lo largo del año, Werner se consagró campeón.

La continuidad

Respecto a su continuidad en el equipo del Gurí Martínez, Werner no dio precisiones. Dijo que deberá volver a Buenos Aires por cuestiones programadas, pero que en enero comenzará a trabajar para 2022.

La palabra de Lambiris

El título se definió entre dos amigos, ya que el paranaense tiene una gran relación con Mauricio Lambiris. Al respecto, Werner dijo que “no mezclamos las cosas, pero tenemos una gran relación, cada uno quiere ganar”.

Por su parte, el uruguayo se manifestó a través de las redes sociales después de la polémica definición del campeonato: “Peleamos hasta lo último y no nos guardamos nada. Lo que paso me da mas fuerzas para seguir trabajando”, dijo el piloto.