La joven baleada el domingo en una vivienda familiar ubicada en zona de calle Miguel David, falleció esta mañana “de muerte encefálica”, confirmó el médico Hernán Jiménez, subjefe de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital San Martín de Paraná. Gilda Klocker, de 20 años, había ingresado en grave estado tras recibir un disparo en la cabeza y permanecía internada en grave estado.

En horas de la mañana pudimos constatar que se encuentra con muerte encefálica, que falleció de muerte encefálica. Es irreversible, desgraciadamente no pudimos hacer nada por salvarla”, dijo Jiménez.

Ante la situación, los familiares de la joven manifestaron la voluntad de donación, “por lo que se procederá con el protocolo para donar los órganos”, indicó el médico en declaraciones a Ahora.

Por su parte Betiana, hermana de la víctima, expresó con tristeza: “Pasó lo que nos venían diciendo los médicos, que no tenía esperanza de vida, y hoy lamentablemente ya falleció”. “Lo único que pido es que se haga justicia, y que si hay testigos o alguien vio algo, que por favor colabore”, sostuvo la joven, quien contó que el suegro de su hermana, que era buscado en el marco del crimen, “se entregó” y es el segundo detenido junto al novio de Gilda, un joven aprehendido en primera instancia en el marco de la investigación.