El gobernador Gustavo Bordet anunció la decisión de no prorrogar en Entre Ríos la Ley de Emergencia Solidaria. “Tener hoy la provincia en condiciones saludables financieras y poder realizar inversiones realmente fuertes para atender la pandemia y la obra pública que genera empleo hace que tomemos la decisión de no prorrogar la ley de emergencia”, expresó el mandatario a través de un mensaje grabado que fue difundido por sus redes sociales.

La ley establecía un gravamen al sector financiero, farmacéutico y a productores con más de mil hectáreas; sujetaba los salarios de trabajadores judiciales y de entes descentralizados y autárquicos a los aumentos que acordara el Ejecutivo con el resto de las reparticiones; y aumentó además los aportes de trabajadores activos y jubilados a la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos.

Al emitir su mensaje, el mandatario provincial anunció la necesidad de debatir inequidades en los aportes al sistema previsional de la provincia, agradeció a las y los entrerrianos que colaboraron con las medidas de restricción para frenar la pandemia, y adelantó que se buscará vacunar a la mayor cantidad de personas para inmunizar la población y poder retomar las actividades económicas y sociales.

Bordet explicó además que los objetivos para los cuales fue creada la Ley de Emergencia Solidaria Nº 10.806, “se han logrado”, y enmarcó la decisión de no prorrogar la norma en la necesidad de continuar generando “condiciones de desarrollo y crecimiento en nuestra provincia”.

En relación a la decisión de aprobar la ley en 2020, explicó se trataba de “una situación que con la pandemia se tornaba incierta y era necesario tomar medidas que permitan darle sustentabilidad a la provincia en medio de un contexto inédito e imprevisible”. “Quienes más ganaban, realizaban aportes extraordinarios, se gravó la renta financiera y donde también se gravaron sectores que tenían determinadas situaciones de privilegio frente a un momento extraordinario”, explicó.

Aportes de la ley

Bordet reconoció que la aplicación de esta ley abre varios interrogantes para el futuro de la provincia” y auguró que “serán fruto de un debate que tenderemos en nuestra Legislatura provincial para poner condiciones de equidad, que esta ley justamente ha desnudado”.

Muchos entendemos que no es lo mismo que se aporte igual a la Caja de Jubilaciones quien gana más de 200 mil pesos, que quien gana el sueldo mínimo en Entre Ríos, que está en 40 mil pesos. No es equitativo ese aporte y estas cosas hay que corregirlas”, adelantó.

Por otra parte, resaltó que “he oído hablar mucho de la intangibilidad de las remuneraciones los magistrados y de los empleados del Poder Judicial, haciendo alusión a un enganche con la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, los contribuyentes entrerrianos pagan sus impuestos de manera tangible, constante y sonante, que son quienes contribuyen a sostener el sistema de Justicia”.

También hay que decir que quienes perciben sueldos de sistemas nacionales, como de la Corte Suprema de Justicia, se jubilan por sistemas provinciales con el 82 por ciento móvil cuando lo mismo no ocurre con el sistema nacional. ¿No debería haber quizás un fondo compensador que establezca estas diferencias y ponga equidad para que quien más gana aporte más y para que quien menos gana aporte menos?”, se preguntó Bordet.

”Creo que estas son las cuestiones que tenemos que debatir también en el futuro y que nos ha dejado la pandemia, que nos ha dejado la ley de Emergencia, pero fundamentalmente que nos ha dejado una situación de equilibrio y de equidad que tiene que existir en nuestra provincia de Entre Ríos”, precisó.

Para finalizar, dirigió un agradecimiento a “los entrerrianos y entrerrianas por la comprensión de un momento tan crítico y tan difícil”. Admitió que en este contexto “hay que tomar decisiones permanentemente y muchas de estas decisiones no agradan”, pero “nuestro objetivo es poder superar esta pandemia con la menor tasa de letalidad posible”.