Luego de extensas horas de trabajo por parte de personal municipal en calle Rondeau, donde esta madrugada se rompió un importante caño que transporta agua cruda desde la Toma hacia la planta potabilizadora, a las 18 finalizaron las tareas, informaron desde la municipalidad.

La rotura dejó sin agua a gran parte de la capital entrerriana, pero finalmente se espera que hacia la medianoche de reestablezca el servicio. “Para la llegada del suministro a los hogares es necesario cumplir todas las etapas de recuperación del sistema de producción, distribución y abastecimiento”, explicaron desde obras sanitarias.