Mientras avanza la investigación por el crimen de Marcelo Cabeza, chofer del Ministerio de Salud de Entre Ríos que fue hallado calcinado y con sus manos cortadas en el interior de un vehículo en un descampado de la capital entrerriana el pasado 2 de febrero, se conoció un hecho espeluznante respecto al cuerpo de la víctima.

Fuentes judiciales confirmaron que el hombre en realidad nunca fue enterrado ya que el cuerpo entregado a la familia no era el de la víctima. Los familiares de Cabeza retiraron de la Morgue un cuerpo que velaron y enterraron, pero resultó que hubo un grave error. De hecho, el cuerpo de la víctima de homicidio sigue en la Morgue de Oro Verde, que ya envió un informe a la Fiscalía en el que detalla lo sucedido, según pudo saber Ahora.

El paso que sigue ahora es exhumar el cuerpo enterrado y entregar el verdadero a los familiares de la víctima de 49 años.

Respecto a la investigación del atroz crimen, las últimas novedades fueron que la fiscal auxiliar Melisa Saint Paul, imputó dos jóvenes albañiles: Alan Ávalos y Matías Rodríguez, quienes permanecen en la Unidad Penal N° 1 de Paraná cumpliendo 45 días de prisión preventiva que ordenó el juez de Garantías, Mauricio Mayer.