Ante esta situación, se generó un abordaje conjunto entre representantes de las direcciones General de Fiscalización y Recursos Naturales, dependiente de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la provincia; la Dirección de Áreas Naturales Protegidas de la provincia, dependiente de la Secretaría de Ambiente; la fundación Temaiken; Policía Federal -quien participa en el secuestro inicial de las aves-; reserva El Potrero y las ONGs Aves Argentinas y Ceydas.

El cardenal amarillo (Gubernatrix cristata), es una especie que tiene muchos requerimientos ambientales -de calidad de ambiente-, y por otro lado es una especie muy buscada por la cacería ilegal de aves para comercializarlas. En nuestra provincia las poblaciones se distribuyen en los bosques de ñandubay y espinillares con determinadas características específicas de estado del hábitat que plantean un desafío para su conservación.

”Este decomiso realizado en forma conjunta entre la Policía Federal y la Dirección General de Fiscalización de la provincia, fue más que importante porque logró decomisar 27 individuos de cardenal amarillo que se podría calcular como cercano al 1% de la población total de la especie” indicó el director de Áreas Naturales Protegidas de la provincia, Alfredo Berduc.

”Procedido el decomiso, los animales fueron trasladados a la reserva privada El Potrero, cercana a Gualeguaychú, donde por cuestiones de logística este lugar cuenta con espacio para poder recibir por un tiempo estos individuos. Aquí se los reacondicionó, suministrándoles un antibiótico, un atiestrés y se los desparasitó” detalló Berduc.