Con el objetivo de capacitar y emplear a jóvenes recuperados de adicciones, comenzó a funcionar la panadería social "San José" en Paraná. El emprendimiento fue impulsado por los vecinos del barrio La Floresta y la Parroquia Guadalupe. 

El local se encuentra en calle República de Siria 495, según detalla Elonce. "Estamos muy contentos con este proyecto que pudimos llevar a cabo, muy contentos con la respuesta de la gente y por poder generar un modo de trabajo para los chicos que pudieron salir de sus problemas con las adicciones", sostuvo Luis Walde, encargado de administrar el local.

Además de ser una salida laboral para los jóvenes, el otro objetivo de la panadería es vender productos a precios accesibles para los vecinos. En el lugar podrán comprar pan y galleta, facturas, medialunas, especiales y borrachitos.

"Para Pascuas vamos a elaborar roscas a un precio accesible para los vecinos", informó uno de los aprendices y Paula, encargada de las ventas contó: "Los vecinos nos dicen que está muy barato, porque hay hasta 30 pesos de diferencia con otras panaderías".

Hasta ahora trabajan seis jóvenes en el lugar, pero esperan que se sumen más.

El kilo de pan y galletas cuesta $40, el cuarto de bizcochitos unos $45 y las facturas tiene un valor de $10 por unidad. "Es una muy buena iniciativa para los chicos y hacía falta algo así en el barrio", sostuvo una vecina.

En el lugar trabajan seis jovenes pero se espera que en un futuro se amplíe el número de trabajadores y capacitación. Ellos inician con la producción a las 5 de la mañana pero el horario de venta al público es de 7 a 13 y de 16 a 20 horas.