A raíz de la llegada de la primavera y del día del estudiante, los adolescentes de distintas escuelas realizaron festejos en los que varios chicos terminaron alcoholizados y heridos.

Desde el Hospital San Martín comunicaron que durante la noche de la previa del 21 se presentó una gran cantidad de adolescentes que requerían atención médica. 

El Doctor Fernando Giménez, a cargo de la guardia del Hospital San Martín comentó a El Once que en la noche ingresó un menor esposado con un corte en la cabeza, otro con una lesión en el rostro, pero por su estado de ebriedad, aun no se ha dejado atender.

Y agregó que desde la medianoche han atendido a 70 pacientes que afortunadamente no ingresaron en estado grave.

Uno de los menores que llegó al San Martín, fue llevado por personal de la Comisaría 14, y esperaba esposado ser atendido. Según contaron testigos a radio La Voz, le rompieron una botella en la cabeza.