El conflicto de la familia Etchevehere por la ocupación de tierras en el campo Casa Nueva de la localidad de Santa Elena atraviesa por momentos decisivos, mientras se espera la decisión de la justicia acerca de si se da lugar o no al el recurso de apelación presentado por el fiscal Oscar Sobko y la fiscal María Constanza Bessa para restituir el campo a la familia y avanzar con el desalojo de Dolores Etchevehere y los integrantes del proyecto Artigas.

Los hermanos Etchevehere siguieron la audiencia de apelación desde el predio del campo Casa Nueva (Clarín)

Dolores se encuentra dentro del casco del campo desde el pasado 15 de octubre; en tal sentido señaló a RePerfilAr : "No salgo porque Luis Miguel Etchevehere y mis hermanos están violando la orden del juez". "El violento sigue acá afuera presionando y haciendo acciones violentas". Por eso, "yo no voy a pasar cerca de alguien que no le hace ni cosquillas la resolución de un juez", manifestó.

La mujer expresó además que su hermano "está conociendo lo que es vivir en un toldo con el barro hasta las rodillas, así que es bueno, es un poco de reparación".

Proyecto Artigas​

​"A partir del proyecto Artigas vamos a buscar el patrimonio de los Etchevehere hasta debajo de las piedras", sentenció Dolores. Además, confesó que "el proyecto Artigas fue idea mía y que Grabois ayudó" a la propuesta.

En relación a su madre, Leonor Marcial Barbero, Dolores afirmó: "Yo entiendo el impacto de que una madre estafe y traicione a su hija". Pero agregó que hay que "separar mi relación personal con mi madre de la justicia". "Son categorías de diferentes".