En medio del brote de contagios de coronavirus que atraviesa la capital entrerriana, los eventos en domicilios particulares son cada vez más frecuentes.


Paraná se encuentra actualmente con un escenario epidemiológico complejo luego de que fuera declarada zona de circulación comunitaria de coronavirus. En este contexto, se triplicaron las denuncias al 911 por eventos realizados en domicilios particulares.

Pablo Testa, secretario Legal y Administrativo de la Municipalidad de Paraná, indicó que “hay un mayor control para intentar bajar la circulación en la ciudad, especialmente los fines de semana donde se producen aglomeraciones de gente en el Parque Urquiza, sin uso de barbijo y sin respetar las distancias”.

En declaraciones a Radio De la Plaza, el funcionario explicó que “todo lo que son reuniones familiares y sociales, por ser un DNU, son de competencia federal y la policía recepta las denuncia a través del 911 y el municipio interviene si la policía avisa que la fiesta se desarrolla en un local que no está habilitado por la Municipalidad para hacer una fiesta”. “Si la reunión o la fiesta es en un domicilio hay que llamar al 911. Tenemos conocimiento que se han triplicado los llamados al 911 por reuniones, especialmente en horario nocturno”, manifestó al respecto.

En cualquier asado donde concurre gran cantidad de personas es donde se producen los contagios y la mayoría de las denuncias provienen de vecinos que llaman al 911″, indicó Testa.

“El tema está regulado porque el DNU presidencial remite a que quien realice una reunión tiene una penalidad, pero la gente debe tomar conciencia de que esos son lugares de contagio y que el perjuicio no es únicamente para la persona que se contagia en ese lugar sino que en empresas, comercios e industrias los contagios se produjeron por personas que habían estado en una reunión social y luego fueron a trabajar”, manifestó finalmente el funcionario.




Comentarios