En una nueva colummna para Vía Paraná, el Médico Veterinario Ricardo González nos propone un recorrido histórico y ancestral por la vida los gatos en sociedad a lo largo de las épocas y en diferentes partes del mundo.

Ningún animal se ha relacionado de tan diferentes formas, de acuerdo a la época, como los gatos. Este animal ha ido teniendo diferentes significados y valoraciones a lo largo del tiempo. Es así que fue endiosado y venerado, también quemado en hogueras públicas, a veces junto a sus dueños, ya que se lo asociaba al mal.

Se cree que nuestro vínculo con estos pequeños felinos data de por lo menos 6.000 A.C. Aun hoy se debate sobre el origen de nuestro gato doméstico y si debiera ser considerado o no una especie diferente de los otros Pequeños, Medianos y Grandes felinos.

Abundante información confirma que el gato se acercó al hombre voluntariamente y fue aceptado por nosotros ya que ayudaba en el control de los roedores en los graneros de aquellos pequeños productores nómades de la historia; y así comenzó a compartir un espacio común. Podríamos marcar e inicio en la civilización egipcia.

En el Antiguo Egipto se lo veneraba como una Diosa, representándola como una mujer y en su cabeza una máscara felina, habitualmente negra. Era la Diosa protectora de los hogares, de la belleza y de las mujeres embarazadas. También se los momificaba (Privilegio que solo era para los nobles y Faraones). Esta civilización se destacó por el respeto y amor hacia los animales. Aquí sin duda avanza su domesticación, y estos lo pasan muy bien.

Llegamos a la Edad Media; aquí fue el peor momento de su vínculo con la humanidad: diez siglos de persecución y muerte; debido a que se los asociaba al mal, brujerías, prácticas satánicas, y que el mismo diablo tomaba forma de gato negro. De allí el rechazo que aún hoy persiste en algunas personas; sobre todo al gato de pelaje negro. En aquellos tiempos el perro era el animal de compañía, de guardia y de protección.

En el Renacimiento los gatos son reincorporados a la sociedad, sobre todo para el control de los roedores.

Recién después de la Revolución Francesa se prohíbe el sacrificio de estos pequeños felinos y se consideraba un acto de Crueldad Animal. Incuso se los revaloriza porque se decía que absorbían las energías negativas.

Llegamos al Siglo XIX, el movimiento renacentista en Europa, entre otros el arte cambia la mirada hacia estos pequeños animales, se los reincorpora como animal de compañía, a la sociedad más culta y se los comienza a estudiar.

Ya en el Siglo XX se afianza su crianza, aparecen las diferentes razas, solo para tener una idea en el año 1900 existían ocho razas felinas, y en menos de un siglo pasaron a ser 100.

Y así se va introduciendo en el arte, la música, la pintura y el cine. Se crean las diferentes Asociaciones Felinas en los grandes países del mundo, siempre respetándolos e incorporándolo definitivamente como uno de los animales de compañía más numerosos en todo el mundo. Por ejemplo, hoy en la India se lo considera un animal sabio.

Se estima que existen en el mundo alrededor de 700 millones de gatos. Sobre todo en las grandes ciudades donde han pasado a ser una buena opción; porque son quienes más se adaptaron a nuestros tiempos, ofreciendo varias ventajas comparativas respecto a otros animales de compañía.

Dr. Ricardo Norberto González
Médico Veterinario
​MP 0343