Cierto es que a esta altura de la cuarentena los gobiernos locales y provinciales toman diversas medidas para impedir el avance del coronavirus en sus localidades, se ha visto a intendentes colocar vallas, montículos de tierras incluso en algunas jurisdicciones se han inhabilitado sanitarios para que no sean usados por camioneros y otros trabajadores esenciales que deben viajar para cumplir con su tarea.

En las últimas semanas se conoció la noticia de que en varias jurisdicciones las autoridades tomaron la decisión de colocar una faja de seguridad en la puerta de camiones para evitar, así, que los conductores desciendan del rodado.

Esto es lo que le pasó a un camionero de Maciá que viajaba a Tucumán y, antes de entrar a la provincia de Santiago del Estero, la Policía le colocó una faja en la puerta para que no pueda descender mientras circulaba por territorio santiagueño, según informó Radio Vida Maciá.

Según la La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), que en denunció esta práctica, los conductores están "bajo amenaza de multas y prisión para el que rompa la faja". En tanto, desde las autoridades de las localidades explicaron que "es un método preventivo para evitar contagios de coronavirus".

Por su parte Leandro, el camionero maciaense, expresó: "Así tenemos que pasar la provincia de Santiago del estero para ir a Tucumán. 400 km sin poder abrir las puertas . Que país generoso este. Siempre la traba al que quiere trabajar".