Ocho personas fueron demoradas por personal policial de la Comisaría Sexta de la capital provincial, en el marco de una causa por "Abusos de arma, resistencia a la autoridad y desobediencia judicial".

El hecho ocurrió en la noche del sábado, luego de que distintos llamados a la División 911 alertaran sobre disputas en el interior de la Villa 351. Los efectivos policiales debieron ingresar caminando al lugar y mientras recorrían el asentamiento un grupo de personas les arrojaron piedras y botellas con la intención de interrumpir la labor policial.

A raíz de estos incidentes se detuvo a ocho personas, seis mayores y dos menores. Según informaron fuentes policiales a Vía Paraná, los menores de edad arrojaban golpes de puño y patadas al personal policial que los detenía.

Se detuvo a ocho personas, seis mayores y dos menores

En el procedimiento vecinos soltaron un perro que mordió a uno de los policías en su pierna izquierda; por otro lado se pudo corroborar que uno de los demorados tiene una prohibición de acercamiento a la Villa 351, impuesta por el juzgado de garantías.

Tras el relevamiento del lugar la policía secuestró preventivamente mediante acta de estilo, un cartucho de calibre12/70 recargado y un plomo deformado. A raíz de los episodios acontecidos, la Fiscalía interviniente de Investigación y Litigio ordenó el alojamiento de los seis detenidos en Alcaldía de Tribunales, mientras que la Fiscalía de Menores, dispuso el traslado de las menores a la División Minoridad.