Luego de conocerse la noticia de que Nahir Galarza decidió comenzar una huelga de hambre en reclamo a la interrupción de visitas en la Unidad Penal N de Paraná, la joven dio declaraciones telefónicas donde mencionó detalles de la decisión y otros aspectos vinculados a su causa.

En este sentido, y en diálogo con Elonce, la joven contó que mantiene la huelga de hambre desde el martes a la mañana a modo de reclamo para que continúen las visitas de familiares, y que aún "no han tenido respuestas". Las visitas han sido interrumpidas en todas las unidades penales del país debido a la pandemia de coronavirus.

Nahir expresó además que mantiene comunicación todos los días con su familia y que el reclamo lo lleva adelante junto a otras reclusas; en su caso particular mencionó que le negaron el arresto domiciliario.

En relación a la respuesta que espera del pedido y ante la pregunta de si tiene esperanzas de salir pronto de la cárcel, Nahir declaró: "No creo, porque me niegan todo lo que pido".