Un motociclista, identificado como Rafael Alberto Ferreira, falleció al ser atropellado por un hombre al mando de una camioneta que lejos de ayudarlo, se dio a la fuga y era intensamente buscado por la Policía de Misiones. El siniestro vial ocurrió sobre la Avenida Tierra del Fuego y calle Estanislao de Oberá, donde es una zona de mucha circulación de vehículos y motocicletas.

Al responsable lo detuvieron casi dos horas después, en su casa y constataron que es un sargento ayudante (en disponibilidad) de la Policía de Misiones; se negó someterse al test de alcoholemia por lo que fue alojado en una dependencia policial.

La camioneta que conducía el detenidoExtraída de Misiones Online

“Si de verdad existe la justicia quiero que me demuestren”, dijo la hermana del fallecido, asegurando que “el deseo familiar es que no quede impune como tantas otras muertes en manos de inconscientes al volante, como éste (por el uniformado) que dejó a una familia destrozada. Por eso pedimos que la justicia sea implacable con una condena ejemplificadora, de una vez por todas”.

El fallecido dejó una esposa y cinco hijos, en tanto que la hermana lo describió como “laburante, muy familiero, le gustaba hacer asados los fines de semana e invitar a todo el mundo”

Trabajó en el caso comisaría Segunda. El cuerpo fue trasladado a la morgue para la correspondiente autopsia a cargo del Cuerpo Médico Forense.

Policía con causas penales

El policía acusado (Juan M.) estuvo varios meses detenido por una causa de presunto cohecho, extorsión, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso sexual en perjuicio de mujeres detenidas en la Seccional Segunda. La denuncia había sido radicada el 17 de enero del año pasado por una mujer de 43 años que se hallaba detenida en esa dependencia policial.