La autopsia practicada al cadáver que se halló este viernes frente al club Oro Verde confirmó que se trata de un homicidio ya que se encontraron dos balas alojadas entre la espalda y el pecho.

El cuerpo del hombre, que fue hallado por un pescador quien alertó a personal de la Prefectura, carecía de cabeza, brazos y casi la totalidad de las piernas. Por tal motivo la identificación podrá realizarse solo mediante muestras de ADN.

El juez de Instrucción 1 de Puerto Rico, Leonardo Manuel Balanda Gómez ordenó que se tomaran las muestras para determinar un registro de ADN y cotejarlas con la base de datos o con personas que denuncien alguna desaparición.

En cuanto a los proyectiles, estos corresponderían a un arma de fuego de grueso calibre y su estudio estará a cargo de los peritos de la Policía Provincial.

En una primera instancia el hecho se investiga como homicidio y no se descarta que el asesinato esté ligado a actividades ilegales como narcotráfico o contrabando de cigarrillos, teniendo en cuenta la violencia y la zona donde fue hallado el cadáver.

El cuerpo desmembrado tenía una piedra dentro del calzoncillo y amarrada con varias vueltas de soga. La prenda íntima y la bermuda de playa sostienen la presunción de que es masculino.

En cuanto al lugar del hallazgo del cadáver, el kilómetro 1728 del río Paraná, zona de Colonia Oro Verde, se ubica frente a Puerto Paloma en Paraguay.

Según los estudios realizados hasta el momento se presume que el homicidio se cometió hace menos de veinte días. Se desconoce la identidad y la información recabada hasta el momento no coincide con ningún reporte de persona desaparecida.